BARCELONA Y WEB 93 603 13 14  /  MARESME 93 758 82 00  /  VALLADOLID 983 307 656
Telf: +34 93 603 13 14
compra-segura
Compras seguras
envios-discretos
Envíos discretos
envios-gratuitos
Envíos gratuitos a partir de 60 €
compra-segura
envios-discretos
envios-gratuitos

Compras seguras

Envíos discretos

Envíos gratuitos a partir de 60 €

Search Site

Consulta nuestro blog y aprende sobre cultivo de marihuana

Cultivo interior con bajo presupuesto

El cultivo de marihuana en interior, suele ser entendido por tod@s como un cultivo costoso, que requiere de una gran inversión para lograr la cosecha. Esta creencia, junto con otras como la dificultad del cultivo en interior suele hacer que muchos usuari@s declinen la inversión, y sigan accediendo al mercado negro. En el capítulo de hoy vamos a hablar sobre qué opciones existen para montar un cultivo de marihuana en interior por un bajo precio. En este post vamos a detallar lo que bajo nuestro criterio es más importante cuando un cultivador emprende su primer cultivo en interior, y dónde es más necesario invertir cada apreciado euro de nuestro presupuesto.

El primer cultivo de marihuana en interior

Todo cultivador ha pasado por su primera vez. Hoy vamos intentar dar una explicación breve de los pasos básicos a seguir si queremos planificar nuestro primer cultivo indoor, y llevarlo a cabo con éxito.

A grandes tiros, una planta precisa de luz, agua y sustrato para vivir. Si queremos obtener un buen resultado es recomendable no escatimar en ninguno de estos conceptos, ya que son los pilares básicos para un correcto desarrollo de nuestro cultivo.

Cultivo interior bajo presupuesto

Prioridades a la hora de invertir el presupuesto

Uno de los casos más típicos entre los cultivadores con poco presupuesto es invertir gran parte de éste en semillas con gran renombre, y usualmente con un precio más alto, descuidando con ello muchos factores, especialmente aquellos que pueden ayudar a crear u mejor ambiente de cultivo. Nuestra reflexión al respecto es la siguiente: Podemos disponer de la mejor genética del mercado, que si no logramos ofrecerle un buen ambiente de cultivo, no lograremos extraer de ella su mejor versión. Con esto qué queremos decir? Pues que es mejor invertir en herramientas que ofrezcan la posibilidad de garantizar unas mejores condiciones, para poder sacar el máximo de cualquier genética que cultivemos. En la práctica esto se refiere a que bajo nuestro punto de vista es mejor destinar más presupuesto a elementos como un buen extractor, un buen sustrato, etc, reduciendo lo destinado a semillas o abonos, lo que nos garantizará que sea cual sea la genética cultivada, vamos a poder sacarle el máximo rendimiento. Otro ejemplo que podemos dar es el cultivo en habitación: Si pretendemos montar un solo equipo de iluminación, y estamos pensando si montarlo directamente utilizando una habitación de la que dispongamos o hacerlo en un armario de cultivo, la diferencia en presupuesto a gastar es clara. A todo lo que precisemos para un cultivo en habitación, si queremos cultivar dentro de un armario de cultivo tendremos que sumar el coste de dicho armario de cultivo. Si tomamos la decisión de no utilizar el armario, podemos utilizar lo que nos hubiera costado ese armario para mejorar otros parámetros de nuestro cultivo.

La lista de la compra con bajo presupuesto

Lo primero que haremos es hacer una lista de los productos necesarios, y luego pasaremos a detallar la importancia de cada uno, y distintas opciones para lograr una buena relación calidad/precio. Esto es lo que necesitamos para nuestro primer cultivo en interior.

Balastro
Bombilla
Reflector
Extractor
Filtro de olores
Tubos de conexión
Medidor de pH
Macetas
Sustrato
Temporizadores
Abonos
Semillas

Hoy no entraremos a explicar las diferencias entre los distintos equipos de iluminación entre los que se encuentran los balastros, bombillas y reflectores, sólo diremos que si buscamos algo que nos de un buen resultado, por el menor precio posible, lo ideal sería conseguir un equipo HPS de 600w, con lámpara mixta y un reflector básico tipo Kit Vanguard 600w. Esto nos permitirá ahorrar un buen puñado de euros, en algo que podemos ir mejorando con el tiempo y el paso de los cultivos (cuando la inversión grande ya estará hecha y sólo será necesario cambiar aquellos elementos que queremos mejorar).

En cuanto a extractor y filtro de olores la mejor solución es comprar un extractor tubular que garantice unos 280-300 m3/h, y un filtro de olores con mismo diámetro y ligeramente superior capacidad de filtrado (350-400 m3/h).

Independientemente del número de plantas (y por tanto del número de macetas) una buena elección para el sustrato es uno tipo Lightmix, ya que se trata de una tierra de buena calidad, que viene preabonada para unos 15-20 días), por un precio más económico que otras tierra más prefertilizadas.

Otro detalle importante es el medidor de pH. Ya que estamos hablando sobre un cultivo con presupuesto reducido, probablemente la mejor opción es hacerse con un medidor de pH por gotas, que por un precio más económico nos puede valer para comprobar que el pH del agua está en los valores adecuados de ph para cannabis.

En cuanto a temporizadores, recomendamos comprar dos. Uno de buena calidad (tipo Legrand) para controlar el encendido y apagado de la luz, y otro, que puede ser más económico, para controlar ventiladores, extractores y demás.

Referente a abonos, vamos a ser claros, lo imprescindible cuando uno empieza a cultivar es disponer de un abono de crecimiento, y uno de floración. Una vez disponemos de ambos, si nuestro presupuesto nos lo permite, es recomendable comprar un estimulador de raíces y de un estimulador de floración, que ayudarán a mejorar el resultado y la cantidad de la cosecha.

En cuanto a semillas, nuestra reflexión es clara: No sirve de nada comprar las semillas mas caras del mercado, si luego los cuidados que les vamos a dar no son los mejores. En nuestras tiendas solemos explicar que existen cientos de variedades de cannabis que, ya sea porque llevan años en el mercado, o porque producen mayor cantidad de semillas que otras genéticas, el banco puede ofrecer un precio de venta más económico. Algunas de estas variedades no sólo son buenas si no que han sido capaces de ganar múltiples premios, lo cual da una idea de la calidad de éstas. Es interesante pues, elegir unas semillas feminizadas baratas, en vez de querer gastar gran parte del presupuesto en genéticas caras que mermarán nuestra inversión en otros componentes esenciales para el cultivo.

Mejoras para la compra inicial si el presupuesto lo permite

Medidor de EC y de Ph digital

Controlador de clima.

Reflector de calidad.

Balastro electrónico.

Equipo de iluminación más eficientes.

Nombramos en primer lugar como mejoras el filtro de osmosis ya que bajo nuestro punto de vista el agua de calidad es uno de los elementos esenciales para el cultivo de cannabis. No es de extrañar ya que las plantas (a grandes tiros) precisan de un buen sustrato, buena iluminación y un agua de calidad. Disponer de un filtro de osmosis inversa nos garantiza un agua de partida a la que poder añadir nuestros nutrientes y estimuladores, lo que hará más fácil la vida del cultivador, que sólo deberá preocuparse sobre las cantidades de abonos y estimuladores a añadir, sin sufrir los dolores de cabeza causados por el agua municipal. Como detalle decir que tras años de experiencia asesorando a cultivadores, hemos detectado que si dos cultivadores disponen del mismo espacio, potencia de luz y semillas (pongamos por ejemplo un armario de 1m2 y 600w) la diferencia entre la producción que obtiene un cultivador sin filtro de osmosis y uno que sí dispone de filtro puede llegar a los 100g (nada despreciable). A este aumento de producción habrá que sumarle una mejora en la calidad de las flores también derivada de la mejora en la calidad del agua.

Siguiendo con nuestra lista de mejoras, disponer de un medidor de EC y un medidor de pH digitales también puede ayudar mucho al cultivador. Básicamente lo que ganaremos es exactitud de la lectura del pH (comparándolo con un medidor por gotas), además de la posibilidad de saber si le estamos dando a nuestras plantas una dosis demasiado alta/baja de nutrientes. En general las marcas de abonos suelen dar unos valores recomendados para las dosis de todos sus productos. Aún y así, siempre será mejor comprobar nosotros mismos los niveles de EC de la solución nutriente, ya que nunca hemos visto que una empresa de fertilizantes pida disculpas a un cultivador si las dosis han sido demasiado fuertes para sus plantas...

El siguiente punto es un controlador de clima. La temperatura y la humedad en un cultivo indoor es otro factor a tener muy en cuenta. De la misma forma que una temperatura alta puede provocar plagas, y una baja puede causar un descenso drástico de la producción, una humedad demasiado baja también puede causar daños en las plantas, mientras una humedad demasiado alta puede favorecer la aparición de moho en las flores. La realidad es que con un poco de ingenio y un temporizador podemos ahorrarnos este elemento en un inicio programando el encendido/apagado de extractores/ventiladores, pero al mismo tiempo disponer de un controlador de clima es una garantía que nuestras plantas siempre estarán en unas condiciones de humedad y temperatura ideales de forma automática (librándonos de esfuerzo, dedicación y tiempo).

Los siguientes tres puntos citados (reflector de calidad, balastro electrónico y equipo de iluminación más eficiente) van en relación, ya que lo que se intenta conseguir es obtener mejores resultados utilizando la misma cantidad de luz (que obviamente la empresa suministradora se encargará de cobrarnos en la factura cada mes). Por tanto la eficiencia en el uso de la luz que gastemos es básica para reducir nuestro coste por cultivo. Vayamos por pasos:

El reflector: Como hemos dicho, si partimos de un equipo básico de 600w con su reflector de estuco, la inversión en un reflector de mejor calidad debería ser algo que hagamos a la que nuestro presupuesto nos lo permita. Un reflector estucado suele dar una reflexión del 6-10%. Eso significa que si una lámpara emite luz a 360º la mitad de esa luz es proyectada directamente hacia abajo, y de la otra mitad sólo un 10% volverá a las plantas directamente (estaríamos hablando que del 100% de la luz, o 600w, sólo estaríamos aprovechando bien un 55%, o 330w). Esta situación cambia radicalmente si sustituimos el reflector básico por uno de mejor calidad que ofrece una reflexión de 95%-98% tipo Azerwing o Adjust-A-Wings. Con estos números de reflexión en la mano no es de extrañar un aumento en la producción muy elevado sólo sustituyendo el reflector (debido a una mejor eficiencia en el uso de la luz).

Balastro electrónico: Los balastros tradicionales de cobre (o en algunos casos de aluminio), tienen en su interior una bobina de este material por la que transcurre la electricidad. Estas bobinas ejercen una resistencia, y por tanto que un equipo se venda como 600w lo que significa es que a la lámpara llegarán 600w de luz, no que consuma 600w. En este tipo de balastros económicos, lo normal es que el consumo sea 1,2-1,3 veces superior a los 600w (lo que vendría a ser 720w-780w). No es de extrañar pues que si sustituimos nuestro balastro convencional por uno digital, de tecnología mas moderna, nuestro consumo de luz se vea reducido entre un 20% y un 30% sólo por este dato. A esa bajada de consumo, hay que sumarle que los balastros electrónicos, además, ofrecen mayor producción de lúmenes por wattio (mas producción), y menor producción de calor ya que se calientan menos (lo que deriva en mejores temperaturas en el cultivo).

El concepto equipo de iluminación más eficiente se refiere a nuevas tecnologías aparecidas que mejoran el rendimiento de la tecnología HPS, por un consumo igual o menor. Este es el caso de los equipos de iluminación LEC, o de lámparas LED. Mientras los equipos LEC garantizan una mejora de la producción por el mismo consumo eléctrico, las luces LED además mejoran en otro apartado importante como es la producción de calor (muy inferior a los LEC, y por supuesto a la tecnología HPS).

Compras conjuntas o elementos por separado

Este es un punto en el que algunos pueden discrepar, pero bajo nuestro punto de vista, siempre será más económico comprar todo en un sitio, que andar buscando cada componente por separado. La razón principal es que existen kits completos que garantizan poder conseguir todo el equipo que precisamos para nuestro cultivo de cannabis, y además hacerlo con un descuento por la compra del conjunto completo. A esto hay que sumar que el tiempo y los desplazamientos también implican dinero, así que ahorrar andar de aquí para allá también suele acabar ahorrando dinero (algo especialmente importante cuando hablamos de bajo presupuesto). Otro punto interesante puede ser visitar nuestra sección de ofertas, en la que irán apareciendo productos de distintas categorías en descuento.

Esperamos que este post sirva de ayuda y orientación a todos los que estén preparando su primer cultivo en interior con bajo presupuesto. Si os ha parecido interesante este texto darle al Me Gusta para ayudar a la redacción de otros posts futuros que también puedan ser de interés general. A su vez, no dudes en hacer cualquier pregunta que ayude a resolver dudas que no hayan quedado resueltas.

Si te ha gustado este post puede que estos también te puedan interesar:

Te ha gustado este artículo? Danos un Me gusta y apoya la legalización del cannabis!

Deja un comentario
Esta web utiliza cookies. Continuando con la navegación estás aceptando nuestro uso de cookies. Política de privacidad.
x

Back to top