BARCELONA Y WEB 93 603 13 14  /  MARESME 93 758 82 00  /  VALLADOLID 983 307 656
Telf: +34 93 603 13 14
compra-segura
Compras seguras
envios-discretos
Envíos discretos
envios-gratuitos
Envíos gratuitos a partir de 60 €
compra-segura
envios-discretos
envios-gratuitos

Compras seguras

Envíos discretos

Envíos gratuitos a partir de 60 €

Search Site

Consulta nuestro blog y aprende sobre cultivo de marihuana

Trasplantar cannabis - Cómo y cuando

Trasplantar cannabis de una maceta a una de mayor tamaño es una técnica muy recomendada por expertos, además de sumamente beneficiosa para la salud de las plantas. La marihuana, igual que muchas otras plantas tiene tendencia a mandar las raíces al fondo y extremos de la maceta, dejando descubierta de raíces la zona central de la maceta, lo que resta posibilidades de rendimiento a la producción final de la cosecha. Si bien no existe una regla fija para trasplantar cannabis, en este post daremos unas directrices de cómo y cuando trasplantar cannabis para obtener mayores beneficios.

¿Qué significa trasplantar cannabis?

Realizar un trasplante a una planta significa moverla de un contenedor o otro de superior tamaño. Esto que a simple vista pueda parecer simple, tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes, así que es importante saber cuando trasplantar las plantas de cannabis, y de qué forma hacerlo para que éstas sufran lo menos posible.

Beneficios de trasplantar marihuana

Las plantas de cannabis tienen la tendencia natural de mandar sus raíces al fondo y costados de su nacimiento principal. Las plantas crecen su sistema radicular de esta forma cual edificio que precisa construir unos cimientos que sujeten la zona superior. Si colocamos nuestra semilla en un contenedor, pasados unos días comprobaremos como las raíces han llegado al fondo de éste, además de a los costados, creando un sistema radicular denso en todo el perímetro de la maceta, lo cual permite a la planta conocer cuales son sus posibilidades de crecimiento vertical y horizontal de su zona aérea. Debido a esta razón podemos observar una morfología distinta de aquellas plantas crecidas en macetas con formas y volúmenes distintos, ya que la morfología va estrechamente ligada a la forma que han podido crear sus raíces.

Como hemos dicho, el crecimiento natural del sistema radicular de las plantas tiene tendencia a buscar los extremos del contenedor pero... ¿qué pasa con la zona central del contenedor? Si bien es cierto que la raiz principal, así como sus secundarias, van a atravesar el contenedor buscando los extremos, su misión no es llenar el centro, con lo que éste se verá desprovisto de masa radicular (este detalle es fácilmente apreciable si una vez cosechada una planta sacamos el sustrato de la maceta y le hacemos un corte transversal). He aquí la misión principal de un trasplante y el mayor beneficio al trasplantar cannabis: Lograr que el sistema radicular de la planta llene todo el contenedor y no sólo su perímetro exterior.

Otros beneficios secundarios de trasplantar cannabis pueden ser ofrecer sustrato nuevo a las plantas (con nutrientes disponibles), dar mayor volumen disponible para obtener plantas de mas tamaño, lograr mayor distancia entre riegos...

Queda claro pues que realizar trasplantes es un beneficio global para las plantas que repercute directamente no sólo en su crecimiento aéreo, si no también en el radicular, lo que ayuda a obtener una mejor producción final.

trasplantar cannabis Apretar las esquinas de la maceta para liberar sustrato

¿Cuándo trasplantar cannabis?

Hemos explicado que la misión principal de un trasplante es la de ofrecer mayor espacio a las raíces, y lograr un llenado del contenedor, así que hay que tener muy en cuenta que para que las raíces colonicen dicho espacio nuevo, es preciso que estén en fase de desarrollo radicular. Esto ocurre mayormente durante la fase de crecimiento de las plantas, ya que en la fase de floración aunque sí se crea alguna raíz nueva, la misión principal de las plantas no es esta, siendo totalmente inútil hacerlos durante esta fase. Por tanto si queremos obtener beneficios de trasplantar cannabis deberemos hacer uno o mas trasplantes siempre mientras las plantas estén en fase de crecimiento.

Cuando es un buen momento para trasplantar la marihuana? Si partimos de la base que cada contenedor tiene su volumen, será éste volumen el limitante, juntamente con el tiempo que las plantas hayan permanecido en él. Como síntomas de necesidad de trasplante urgente tenemos:

Síntomas de estancamiento en el desarrollo de las plantas.
> Amarilleamiento y pérdida de las hojas más grandes.
> Consumo rápido del agua en el sustrato.
> Control visual de las raíces muestra una cantidad elevada.

Cómo trasplantar marihuana?

Ya hemos detalaldo las razones por las que puede ser beneficioso realizar un trasplante a un contenedor de mayor tamaño (o al suelo). Ahora la siguiente pregunta es: Cómo proceder al trasplante?

1- Lo primero que hay que tener en cuenta antes de trasplantar una planta de un contenedor a otro es que el sustrato esté bien seco. Un sustrato húmedo puede entorpecer el proceso, pudiéndose descomponer el paquete de sustrato.

2- Una vez comprobamos que el sustrato está seco lo siguiente es preparar la maceta en la que colocaremos la planta para su desarrollo. Nuestra recomendación es añadir sustrato hasta rellenar la mitad de la nueva maceta aproximadamente (la referencia a tener en cuenta es que si colocamos la maceta en la que actualmente esté la planta dentro de la nueva maceta la parte superior de la maceta inicial no sobrepase la altura de la nueva maceta).

3- Colocar una maceta del mismo tamaño de la utilizada para contener la planta hasta el momento encima de la tierra que hemos añadido (en el centro de la nueva maceta), y rellenar los costados con sustrato nuevo.

4- Prensar ligeramente el sustrato añadido para que tome forma asegurándonos que no quede espacio sin sustrato.

5- Retirar la maceta del centro (quedará el espacio exacto para colocar nuestra planta). En caso de disponer de micorrizas, tricoderma u otros hongos beneficiosos añadir al agujero en la dosis recomendada.

6- Coger la maceta que contiene la planta y presionar las esquinas superiores de la maceta para lograr que la maceta se separe del sustrato. Una vez hecho esto colocamos la palma de nuestra mano en el sustrato de forma que el tallo principal quede entre nuestros dedos y le damos la vuelta a la planta.

7- Con la planta boca abajo levantar la maceta de forma que las raíces queden descubiertas.

8- Colocar la planta en el hueco preparado previamente.

9- Rellenar con tierra la superficie en caso de ser necesario.

10- Proceder el riego utilizando un buen estimulador de raíces.

Trasplantar cannabis Secuencia para trasplantar cannabis

¿Cuantos trasplantes son necesarios?

Si hablamos de esenciales, o necesarios para un correcto desarrollo la respuesta es ninguno. ¿Cómo? Sí, has leído bien, si hablamos de esencial, una planta de cannabis no tiene por qué ser trasplantada, de hecho hay muchos cultivadores que han obtenido grandes cosechas sin hacerlo, y por eso decimos que no es esencial. Ahora bien, si lo que estamos buscando es crear un paquete de raíces sano y fuerte sí es recomendable hacer como mínimo 1-2 trasplantes antes de colocar las plantas en su maceta definitiva.

Lo más común hablando de trasplantes es que en interior se hagan 2, mientras que en exterior suele hacerse alguno mas (3-4). Si hacemos más o menos dependerá del punto de partida inicial (tamaño de la primera maceta utilizada) y el tamaño de la maceta definitiva en la que queramos colocar las plantas.

Recomendación de macetas para trasplantes en interior

Para el cultivo en interior lo primero que debemos pensar es el tipo de cultivo que vamos a llevar a cabo:
SOG: Sea Of Green
SCROG: Screen Of Green

El porqué de esta pregunta es para saber cual será el tamaño definitivo de la maceta que utilizaremos. Mientras en un cultivo tipo SOG se suelen utilizar macetas de un tamaño máximo de 5-7 litros, en un SCROG lo recomendable es utilizar macetas de 15-20 litros para lograr que las plantas se desarrollen a un buen ritmo y cubran todo el espacio rápidamente.

Si nuestra intención es hacer un cultivo SOG lo recomendable sería empezar con macetas de 1L, de ahí pasarlas a 3L, para posteriormente pasarlas al definitivo de 5-7L.
Si pretendemos hacer un SCROG lo recomendable sería empezar con macetas de 1L, posteriormente pasarlas a 3L, de ahí pasarlas a 7L y de ahí pasarlas a la maceta definitiva de 15-20 litros.

Recomendación de macetas para trasplantes en exterior

El cultivo en exterior tiene una clara característica: Un periodo vegetativo largo. Gracias a ello, podemos trasplantar cannabis más veces, antes de colocar las plantas en la maceta definitiva (o en el suelo).

En este caso debemos prestar especial atención a un detalle importante más allá del volúmen de las macetas: El sol y su impacto en el plástico de las macetas.

Ocurre con más frecuencia de la deseada que un cultivador utiliza macetas de cultivo indoor para exterior, produciéndose un fenómeno típico: El sol calienta la maceta que contiene sustrato húmedo en su interior, y éste debido a la temperatura "cuece" las raíces. Si queremos evitar esto hay que prestar especial atención cuando procedamos a la compra de macetas, y asegurarnos que son lo suficientemente gruesas para poder disipar en la medida de lo posible el calor. También es recomendable utilizar macetas blancas, de porexpan, o de tela geotextil tipo Smart Pot, que evitan este efecto.

Una vez disponemos de las macetas nuestra recomendación se basa en hacer 3-4 trasplantes durante la fase vegetativa (lo que en el hemisferio norte vendría a ser entre abril y Julio).
Un buen tamaño de maceta para empezar sería de 1L, para luego pasar a 10L, posteriormente a 20-25L antes de trasplantar a su emplazamiento definitivo de 40-50L o directamente en el sustrato. Una opción que nos gusta especialmente si pretendemos cultivar en el suelo, cuando el espacio lo permite, es utilizar macetas geotextiles de gran tamaño (200-300 litros). En estos casos podemos proceder de dos formas:

- Hacer un agujero en el suelo y colocar en él la maceta de 200-300 litros (nuestra opción favorita ya que las plantas quedarán más resguardadas del viento y de los ojos indiscretos, además de ser una gran opción para mantener una temperatura de la zona radicular mas estable).

- Colocar la maceta en el suelo.

La mayor ventaja de utilizar macetas de gran tamaño radica en la gran producción final que se obtiene con sólo una planta, mientras que su principal desventaja es el tamaño poco discreto.

trasplantar cannabis Mejorar el desarrollo radicular al trasplantar cannabis

Trasplantar cannabis autofloreciente

No queríamos desaprovechar la oportunidad de hablar de las semillas autoflorecientes en este post, y es que sus características, y demandas especiales las hacen muy distintas al resto de variedades de cannabis. Queremos especificar que las semillas autoflorecientes no deberían ser trasplantadas en ningún caso.

En primer lugar este tipo de variedades automáticas son muy susceptibles al estrés, y cualquier tipo de trasplante podría ser perjudicial.

En segundo lugar estas genéticas tienen una tendencia natural a empezar a florecer en casos dónde el sistema radicular ha alcanzado los límites del contenedor dónde las hemos colocado, lo que provoca un inicio de floración prematuro, que reduce notablemente su cosecha.

Si tenemos claros estas dos contraindicaciones, queda claro pues que la mejor forma de cultivar autoflorecientes es colocarlas en una maceta de inicio a fin ( y nunca utilizar jiffy, cosa que también podría provocar un enanismo en autoflorecientes). El volumen de dicha maceta dependerá de un factor principal:

El tamaño ideal de la planta a final de floración (normalmente expresado en la descripción de cada variedad ofrecida por el banco de semillas). Podríamos simplificarlo en dos grandes grupos:

- Autoflorecientes pequeñas (que no crecen mas de 40-60 cm de altura).

- Autoflorecientes XL (variedades autoflorecientes que superan el metro de altura).

Mientras las autoflorecientes más pequeñas pueden ser cultivadas en macetas de 10L, para las XL se recomienda utilizar macetas de 15-20L para que puedan ofrecer su mejor resultado final.

Ya que si cultivamos semillas autoflorecientes no podremos beneficiarnos de la técnica de trasplantes, os recomendamos leer nuestro post sobre cómo estimular el crecimiento de semillas autoflorecientes.

trasplantar marihuana Imagen de las raíces sanas antes de trasplantar

Te ha gustado este artículo? Danos un Me gusta y apoya la legalización del cannabis!

Te ha parecido interesante este artículo? Quizá también te interesen estos:

 

Deja un comentario
Esta web utiliza cookies. Continuando con la navegación estás aceptando nuestro uso de cookies. Política de privacidad.
x

Back to top