Medidores PH y EC

Medidores PH y EC

¿Qué es un medidor de pH?

El pH del agua, o solución nutriente, expresa en un rango de 1 a 14 el grado de acidez o alcalinidad del medio. En este caso un medidor de pH se encarga de obtener cuál es ese pH y mostrarlo de forma digital, mediante una coloración del líquido o por tiras reactivas.

Es importante disponer de un medidor de pH, ya que el pH del agua puede marcar una diferencia drástica en la evolución de las plantas (o en casos de acuarios puede afectar a la salud de los peces que en él viven).

¿Qué es un medidor de EC?

La EC del agua expresa los niveles de electroconductividad del agua (o Solución Nutriente) que no es otra cosa que la capacidad del agua de transmitir una corriente eléctrica. Los valores de EC parten de 0.0 (en agua pura, sin ningún mineral disuelto) y van aumentando a medida que añadimos minerales al agua. Si queremos saber la EC de una muestra de agua, precisaremos de un medidor digital de EC, que se encarga de expresar de forma digital numérica decimal qué electroconductividad tiene el agua (y por tanto la cantidad de minerales que hay disueltos en ella).

Un medidor de EC no muestra cuáles son los minerales, sino un valor referencial de la cantidad total de sales disueltas. Es importante disponer de un medidor de EC, ya que es la única forma para controlar que la cantidad de abonos que estamos aportando a nuestras plantas sea asimilable por éstas.

¿Cómo afectan el Ph y la EC a la salud de las plantas?

El Ph tiene un rol principal en el correcto desarrollo de las plantas. Medir el pH de la solución nutriente, y corregir en caso de ser necesario, logra que las plantas puedan asimilar mejor y más rápidamente los nutrientes aportados, derivando en un crecimiento más vigoroso, un floración más abundante y una salud general reforzada.

Si como cultivador te aseguras que el pH del agua sea el adecuado le estarás facilitando el trabajo a la planta, que no deberá perder fuerzas ni energías en adaptar ese pH a sus necesidades, lo que mejora notablemente su velocidad de desarrollo y su salud a todos los niveles.

De igual forma la EC de la solución nutriente tiene un efecto directo sobre la salud de las plantas. Si la EC del agua está por debajo de los valores demandados por las plantas éstas darán muestras de carencias, mientras que si está por encima de esos valores las plantas darán muestras de excesos.

Dado que un exceso es siempre más difícil de solucionar que una carencia (ante una carencia se añade más cantidad de producto y solucionado, mientras que un exceso obliga a utilizar encimas, hacer lavados de raíces u otras técnicas para solucionar el problema), siempre será preferible mantener una EC baja, que una EC alta.

¿Qué tipos de medidores de pH y EC existen?

En el mercado podemos encontrar medidores de pH del agua o del sustrato, medidores de EC del agua y medidores de PH y EC. Cuando hablamos de medidores del agua podemos enumerar los siguientes tipos:

Medidores de pH por tiras reactivas

De forma parecida a los medidores por gotas, las tiras reactivas reaccionan a un líquido cambiando de color. En función del color adquirido sabremos el pH aproximado de la muestra medida. Es una forma rápida y barata para saber el pH aproximado del agua.

Medidores de pH por gotas

Los medidores de pH por gotas se basan en tomar una muestra del agua, a la que se le añade unas gotas de un reactivo. En función del grado de acidez o alcalinidad de la muestra el agua tomará un color u otro que puede ir de rojo (más ácido) a azul (más alcalino) y representando el verde un pH alrededor de 7 (neutro).

Medidores de pH digitales

Los medidores digitales de pH suponen una mejora en la precisión de lectura, y es que muestran un valor exacto del pH de la muestra analizada (a diferencia de los medidores por gotas que dan un valor aproximativo).

La mayor ventaja de un medidor de pH digital es que es mucho más rápido y sencillo de utilizar. Sólo tienes que encenderlo, sumergir su sonda en el agua y en pocos segundos mostrará en su pantalla los niveles de pH de la solución.

Medidores digitales de EC

De igual forma que los medidores digitales de pH, los medidores digitales de EC son la fórmula más precisa para la lectura de los niveles de electroconducitividad del agua.

Para utilizarlos sólo es necesario introducir la sonda de EC en el agua y en pocos segundos el medidor dará un valor exacto de los niveles de sales disueltos.

Medidores digitales de pH y EC

De la misma forma que puedes adquirir un medidor de pH y un medidor de EC por separado, existen marcas que ofrecen modelos que realizan la lectura de ambos valores en un solo equipo controlador. Este tipo de medidores digitales dispone de dos sondas de medición, una de pH y una de EC, que van conectadas a la unidad central de medición que suele mostrar ambos valores de forma instantánea en la pantalla.

La mayores ventajas de estos sistemas combinados son que las sondas de medición suelen ser de mejor calidad y más precisas, y que al estar constantemente sumergidas en agua suelen durar más tiempo en buen estado.

Valores de pH para crecimiento y floración

Debes ser consciente que las plantas no consumen los mismos nutrientes durante su fase vegetativa que durante su fase de floración. Es por ello que los valores de pH del agua deben adaptarse a cada fase del ciclo de cultivo, para lograr que la planta pueda asimilar mejor y más rápido aquellos minerales que más va a consumir.

Ph para marihuana en crecimiento

Durante la fase de crecimiento el cannabis consume mayormente nitrógeno. La demanda de nitrógeno hace que sea necesario ajustar el Ph del agua para mejorar la asimilación de este elemento, de forma que el cultivador debería dejar el pH del agua en un valor entre 5,8 y 6,0 (en tierra), y entre 5,5 y 5,8 (en coco y sistemas hidropónicos).

Ph para marihuana en floración

Durante la fase de floración el cannabis consume mayormente fósforo y potasio. La demanda de estos dos minerales hace que sea necesario ajustar el Ph del agua para mejorar su asimilación, de forma que el cultivador debería dejar el pH del agua en un valor entre 6,0 y 6,2 (en tierra), y entre 5,8 y 6,0 (en coco y sistemas hidropónicos).

Si quieres saber más sobre los valores de pH recomendados para cada fase del ciclo de cultivo puedes consultar nuestro post en el que hablamos sobre el pH recomendado para cannabis.

Valores de EC para crecimiento y floración

En el caso del cannabis la EC a utilizar suele expresarse en mS/cm (otras unidades muy utilizadas son ppm, o partes por millón) y puede variar entre 0,5-0,8 mS/cm y 1,8-2,0 mS/cm (sabiendo que no todas las variedades reaccionan igual, y que por tanto sólo algunas aceptarán estos valores máximos de EC=1,8-2,0).

EC para cannabis en crecimiento

La EC para la fase de crecimiento depende en gran medida del medio de cultivo utilizado (y de la cantidad de nutrientes contenidos en éste). Si un sustrato es poco abonado, o nada abonado, deberá ser tratado distinto que si es muy abonado.

Nuestra recomendación es no superar una EC= 0,8-1,0 mS/cm en la fase de crecimiento.

EC para cannabis en floración

Durante la fase de floración de las plantas, es muy importante controlar la EC, dado que es durante esta fase que las plantas son más susceptibles a subrir excesos y carencias de nutrientes. Llegados a esta fase de floración, la única diferencia entre la tierra y otros sustratos como el coco o sistemas hidropónicos son los valores máximos recomendados de EC (que en tierra y en coco pueden ser ligeramente superiores a los utilizados en hidroponía).

Nuestra recomendación de EC para floración es mantener valores de EC= 1,0-1,6 mS/cm. Si empezamos la fase de floración con una EC=1,0 y semanalmente aumentamos esta EC hasta llegar a EC=1,6 mS/cm (en las semanas finales de floración) podemos asegurar que la producción será máxima, sin sufrir carencias ni excesos.

Si quieres saber más sobre los valores de EC recomendados para cada fase del ciclo de cultivo puedes consultar nuestro post en el que hablamos sobre EC recomendada para cannabis.

¿Cómo y cuándo calibrar un medidor de pH y Ec?

Tanto los medidores digitales de pH como los de EC son instrumentos de precisión, y como tales requieren de calibración cada cierto tiempo, para asegurar que los valores que muestra son los correctos, y no inducir a un error en la preparación de la solución nutriente.

Por ello recomendamos que calibres tus medidores como mínimo una vez por cultivo, aunque lo ideal sería que lo hicieras una vez al mes para evitar problemas. También es importante que vuelvas a calibrar tu medidor si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que fue utilizado.

Para calibrar tu medidor es necesario disponer de la solución de calibración precisa. Algunos medidores de pH calibran en relación a dos puntos (y por tanto precisas de solución de calibración de pH 4 y de pH 7) mientras los más sencillos sólo requieren de calibración en un punto (en este caso debes utilizar solución pH 7, que es la más cercana a los valores requeridos por el cannabis).

Otra recomendación es que mantengas tu medidor en buen estado. Acláralo con agua limpia una vez ha sido utilizado para prevenir incrustaciones de suciedad en la sonda. Si ha pasado tiempo tras el último uso, recomendamos que antes de la calibración sumerjas la sonda del medidor en solución limpiadora durante 24h. Una vez transcurridas 24 horas, aclara la sonda con agua y procede a la calibración del medidor.

Recuerda que si tu medidor funciona con pilas, el nivel bajo de las baterías puede causar un error en la lectura del medidor. Si dudas cuándo fue la última vez que las cambiaste las pilas te recomendamos que las sustituyas por unas nuevas antes de proceder a calibrar el medidor.

Si tienes dudas sobre cómo se calibra un medidor puedes consultar nuestro artículo en el que te eseñamos cómo calibrar tu medidor de pH.

Ver más
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-24 de 36

Fijar Dirección Descendente
Página
por página